Es el proceso mediante el cual el estímulo luminoso pasa los medios transparentes y refringentes del ojo y llega a la retina, generando un impulso nervioso que posteriormente viaja a través del nervio óptico hacia el cerebro que, al llegar a la corteza visual, es interpretado y generará la percepción del objeto.

Share This